Puntos de carga

Rampas niveladoras, abrigos de muelle y sistemas de puertas.

Rampas niveladoras, abrigos de muelle y sistemas de puertas.

Rampas niveladoras para una carga y descarga rápida y eficaz.

Rampas niveladoras para una carga y descarga rápida y eficaz.

Abrigos de muelle de espuma para uso especial.

Abrigos de muelle de espuma para uso especial.

Docking Assistant.

Docking Assistant.

Calidad garantizada

Los elevados requisitos de los puntos de carga y descarga actuales exigen una adaptación precisa de todos los componentes del sistema que intervienen. La ventaja que le ofrecemos radica en que todos los componentes proceden de un mismo proveedor y se fabrican con las mismas exigencias de calidad. Además, las pruebas de larga duración proporcionan productos perfeccionados y fiables.

Rampas niveladoras

Nuestras rampas niveladoras son sistemas imprescindibles en la logística de transporte para la rápida carga y descarga. Las rampas niveladoras superan el espacio que hay entre el camión y el muelle, compensando la diferencia de altura.

Túneles isotérmicos

Los túneles isotérmicos son unidades completas, con rampa niveladora y abrigo de muelle, y se pueden instalar posteriormente en edificios ya existentes. Permiten la plena utilización de toda la superficie de almacenaje del edificio y reducen los costes de construcción.

Abrigos de muelle

Los abrigos de muelle protegen las mercancías y el personal de las influencias climatológicas y de las corrientes de aire, ahorrando costes de energía. Han sido desarrollados para las más diversas exigencias en forma de abrigos de lonas, inflables y de espuma.

Cuadros de maniobra y accesorios

Los cuadros de maniobra ofrecen una gran compatibilidad para las rampas niveladoras de uña abatible y de uña retráctil y para las puertas, gracias al concepto de manejo unificado, a los mismos tamaños de carcasas y a los mismos cables. Esto significa también ahorros de tiempo en montaje, mantenimiento y servicio.

Docking Assistant

Varios sensores situados en la hoja registran la parte posterior del camión cerrado y controlan una instalación de señales «rojo-amarillo-verde». Al maniobrar, el conductor del camión reconoce por el color de la lámpara de señalización la distancia a la que se encuentra con respecto al punto de atraque. El rojo le indica que se ha arrimado óptimamente al punto de carga y descarga.